Fiestas Patronales de Cehegín: De aquellos polvos, estos lodos

Cuando el Partido Popular accedió al Gobierno de Cehegín, hace ahora poco más de ocho años, las Fiestas Patronales experimentaron un ligero impulso. Es cierto. Sin embargo, no es menos cierto que dicho impulso fue más que cualitativo -de calidad-, cuantitativo -de cantidad-. La formula aplicada por el entonces y hasta hace pocos meses concejal de Festejos, Sr Abril, fue bien sencilla: aumentar el presupuesto y en definitiva el gasto en las Fiestas.
A nadie escapa que, organizar unas buenas fiestas es más sencillo cuanto mayor es el dinero que dispones para gastar. Pues bien, esta trivialidad es la que ha servido hasta ahora al Alcalde de Cehegín, para alardear de su “capacidad” para haber mejorado las Fiestas. En definitiva, la gestión del PP se ha limitado a gastar más en aquellas cosas que tradicionalmente ya se venían haciendo, como por ejemplo: iluminación de calles o espectáculos pirotécnicos, contratando aquellos servicios más caros del catálogo, para regocijo de representantes y gerentes de estas empresas, quienes venían acostumbrados a Gobiernos anteriores para los que existían otras prioridades a las que atender y destinar recursos. De hecho, en su primer año de Gobierno, el PP aumentó el presupuesto de Fiestas en más de 165 mil euros respecto al presupuesto anterior, último elaborado por el PSOE, alcanzando así los 400 mil euros. Desde entonces el gasto en Fiestas no ha parado de crecer. Cantidades como los 680 mil, los 568 mil o los 828 mil euros de los años 2007, 2008 y 2009 respectivamente, rozan el insulto y muestran la indecencia política de quienes, en años de plena crisis y con grandes necesidades sociales, han gestionado el dinero público, el dinero de todos.