Fiestas Patronales de Cehegín: De aquellos polvos, estos lodos

Cuando el Partido Popular accedió al Gobierno de Cehegín, hace ahora poco más de ocho años, las Fiestas Patronales experimentaron un ligero impulso. Es cierto. Sin embargo, no es menos cierto que dicho impulso fue más que cualitativo -de calidad-, cuantitativo -de cantidad-. La formula aplicada por el entonces y hasta hace pocos meses concejal de Festejos, Sr Abril, fue bien sencilla: aumentar el presupuesto y en definitiva el gasto en las Fiestas.
A nadie escapa que, organizar unas buenas fiestas es más sencillo cuanto mayor es el dinero que dispones para gastar. Pues bien, esta trivialidad es la que ha servido hasta ahora al Alcalde de Cehegín, para alardear de su “capacidad” para haber mejorado las Fiestas. En definitiva, la gestión del PP se ha limitado a gastar más en aquellas cosas que tradicionalmente ya se venían haciendo, como por ejemplo: iluminación de calles o espectáculos pirotécnicos, contratando aquellos servicios más caros del catálogo, para regocijo de representantes y gerentes de estas empresas, quienes venían acostumbrados a Gobiernos anteriores para los que existían otras prioridades a las que atender y destinar recursos. De hecho, en su primer año de Gobierno, el PP aumentó el presupuesto de Fiestas en más de 165 mil euros respecto al presupuesto anterior, último elaborado por el PSOE, alcanzando así los 400 mil euros. Desde entonces el gasto en Fiestas no ha parado de crecer. Cantidades como los 680 mil, los 568 mil o los 828 mil euros de los años 2007, 2008 y 2009 respectivamente, rozan el insulto y muestran la indecencia política de quienes, en años de plena crisis y con grandes necesidades sociales, han gestionado el dinero público, el dinero de todos. 



Con estos datos que conocemos y sobre todo con los que faltan por conocer, el Sr. Abril, concejal de Festejos hasta hace tres meses, y con la complicidad del Alcalde  Soria, ha realizado la gestión más irresponsable y poco transparente de nuestro Ayuntamiento.
Sin embargo, a pesar de todo este derroche de dinero público, la gran tragedia para el PP, y por qué no decirlo, también para el pueblo de Cehegín, ha sido que las Fiestas no han dado ese salto de calidad que debieran acorde a las ingentes cantidades de dinero gastadas en ellas. Y eso se debe fundamentalmente a un motivo. A la ecuación, a más gasto, mejores fiestas, le ha fallado una variable fundamental: La imaginación y aportación creativa de los responsables de su organización, algo que no se compra con dinero. En este sentido, la aportación del PP a las Fiestas Patronales podría resumirse en una de sus propuestas “estrella”: El “día de las Sevillanas”. ¿Y que fue de ese día?, se preguntarán, especialmente los foráneos. Pues eso, nada. La idea, a pesar de los esfuerzos del PP para que arraigase, se ha ido diluyendo con el paso del tiempo, atendiendo a la lógica misma de una tradición desconocida hasta entonces en Cehegín.
Lo demás, y por más que pese al PP, especialmente aquellos acontecimientos que cuentan con mayor respaldo social, son herencia de lo que en su día fueron creaciones de equipos de Gobierno Socialistas. Por ejemplo, las Barracas, organizadas en un primer momento en bajos y locales dispersos por todo el casco urbano, empezaron con un Gobierno Socialista, y fue también una concejala socialista, Marisa de Gea, responsable de festejos entre 1999 y 2003, la que tuvo la brillante idea de trasladar esas barracas al recinto ferial. Es cierto que en aquellos primeros años, todavía eran más las Barracas que se mantenían firmes a la tradición y se resistían a trasladarse al nuevo recinto bajo una carpa. La idea ha ido en auge con el paso de los años, pero su gestación, nadie puede negarlo, corresponde al PSOE.
Pues bien, algo similar sucede con otro de los acontecimiento más populares de las fiestas, el “Día del Huertano” y su correspondiente “Festibando”. De nuevo, creaciones Socialistas. Estas, obviamente junto con las procesiones de nuestra Patrona, La Virgen de las Maravillas, son las actividades que concentran en torno a sí a un mayor número de personas. Ninguna de ellas fruto de la aportación del PP. Es más, algunas de ellas han persistido pese al PP. Estoy convencido que, de no ser por ese amplio respaldo social, algunas de ellas hoy serían historia. Historia como lo es la “Barraca Municipal”, suprimida en su día por la única razón de que echaba un cierto “tufillo” socialista, y para el desatino de los cientos de personas, generalmente mayores, que encontraban en aquel lugar una forma atractiva de pasar las fiestas, en plena feria, pero un tanto al margen del tumulto que exigen edades más tempranas.
Tras este histórico de las Fiestas Patronales de Cehegín, llegamos a las de este año 2011, primeras fiestas que parecen sufrir ligeramente las consecuencias de la crisis. -Porque claro, hablar de recortes en las Fiestas de 2010, cuando solo se suprimió la “Tortilla Gigante” y frente a ello quién sabe los miles de euros que se perdieron en el Concierto de Alejandro Sanz, parece reírse de los ciudadanos por parte de los señores Abril y Soria, algo a lo que desde este artículo no contribuiré-.
La víspera estas Fiestas 2011 ha venido marcada por el anuncio de unos cuantos recortes enumerados por el Equipo de Gobierno del PP. Esta actitud, me recuerda a la de los malos estudiantes, quienes siempre dejaban los deberes para última hora. Han sido muchas las veces que, desde la oposición, hemos demandado recortes en fiestas con el fin de liberar recursos que pudieran destinarse a otros menesteres más necesarios para la sociedad de Cehegín, como por ejemplo, combatir el desempleo. No parecía lógico que mientras que el Paro y la Deuda Municipal aumentan, también lo hiciese el gasto en Fiestas.
Tras 8 años de despilfarro, de negarse reiteradamente a dar información sobre los gastos de las Fiestas Patronales y a tomar medidas de ahorro desde el comienzo de la crisis, este año asistimos a un “recorte” en festejos y a una subida espectacular de los gastos que pagan directamente los ciudadanos, como es el caso del precio de las carpas y parcelas para las Barracas.
Esta urgencia en las medidas hace que, además de llegar tarde, tras varios años de crisis, sean injustas, especialmente algunas como la citada subida del precio de carpas y parcelas del recinto ferial. Este es un claro síntoma de que el despilfarro de años anteriores, lo acabamos pagando todos los ciudadanos, y supone todo lo contrario a potenciar algo de lo más característico de nuestras Fiestas: las Barracas.
Finalmente y como no podría ser de otra manera, las Fiestas también se han contagiado de la parálisis económica y social que vive Cehegín y para la que el PP no encuentra la salida. En este sentido, Cehegín también merece algo mejor. Seguro que ese día llegará. Entre tanto, deseo a mis vecinos y vecinas unas felices Fiestas 2011.
José Rafael Rocamora Gabarrón.
Secretario General del PSOE de Cehegín y Portavoz del Grupo Municipal Socialista.

1 comentario:

  1. a ver si un dia sacais los fallos de tu jefe pedrito abellan y las cutres fiestas que realizava en cehegin, solo un concierto, no daba credito a elegir a ningun ceheginero con variedad de conciertos o expectaculos.siempre venia vistor manuel y ana bele, o joan manuel serrat, o ismael serrano al gusto de los socialistas NO de los cehegineros,o las ultimas fiestas de ustedes en el 2002, que fue una ruina de conciertos y las peores fiestas de la historia de cehegin sin contar los años anteriores, un consejo te digo antes de mira la paja en el ojo ajeno, mirar la viga que teneis vosotros

    ResponderEliminar