BALANCE DE LA POLÍTICA MUNICIPAL EN 2012



BALANCE DE 2012:

Los problemas de siempre…

El año que recientemente acabamos de despedir, ha sido la confirmación de la desastrosa política del Equipo de Gobierno del Partido Popular, que tras 10 años de gobierno deja un poso y secuelas de las que el municipio de Cehegín necesitará mucho tiempo para resarcirse y recuperar la fe en las enormes posibilidades de nuestra sociedad.

Al igual que en años precedentes una pésima gestión por parte del gobierno municipal, encabezado por Soria, ha seguido hundiendo a nuestro municipio en la tumba que él mismo, con su ineptitud y desvergüenza ha ido cavando día a día.

Este pasado año ha seguido poniendo de manifiesto la incapacidad de Soria y su equipo para gestionar el dinero público y para construir un futuro mucho más prometedor para nuestro municipio. De nuevo, con la marcha de un año más, se han ido también muchas oportunidades para Cehegín. Oportunidades para crecer, para recuperar la ilusión, para volver a generar futuro. Doce meses desaprovechados, como de costumbre, entre fuegos de artificio que han querido distraernos de una realidad demoledora, una realidad que muestra a un Cehegín más pobre y más pesimista. Unos datos desoladores que obligan a reflexionar sobre el modo en el que se están gestionando nuestros recursos y la profesionalidad con la que se están afrontando estos difíciles años en nuestro municipio.

Sintetizando, los problemas que nuestro municipio arrastra y sin resolver año tras año, son:

1. Paro: Sin duda se trata de un problema que trasciende el ámbito local y cuyas principales soluciones han de plantearse a escala nacional e incluso, especialmente, internacional. Sin embargo, no es menos cierto que el problema del desempleo no es homógrado, sino todo lo contrario. Es decir, afecta desigualmente y con distinto grado de intensidad a los países, las regiones y los municipios. Baste un dato: mientras que Comunidades Autónomas como Cantabria, País Vasco o Navarra tienen tasas de desempleo en torno al 15%, en nuestra Región la cifra asciende al 28,8%, muy por encima de la media nacional del 25%. Estas cifras son reflejo del mayor o menor acierto histórico de cada una de las sociedades, lideradas por sus responsables políticos, a la hora de diseñar y apostar por un determinado modelo productivo u otro.

Pues bien, éste mismo análisis podemos trasladarlo al escenario municipal, en cuyo caso, vemos como Cehegín es uno de los municipios más afectados por el paro de toda la Región de Murcia. La cifra de 2.227 personas sin  empleo al finalizar 2012, pone de manifiesto la incapacidad por parte del Gobierno de Soria de generar dinamismo económico y alternativas de futuro para el municipio.

Soria, como alcalde, ha sido incapaz de guiar a Cehegín hacia otras fuentes de empleo y crecimiento alternativas a los sectores que tradicionalmente han “tirado” del empleo en el municipio: la agricultura y más recientemente el mármol. La caída de este último sector, ha puesto de manifiesto la excesiva dependencia de la economía local de este sector, así como la falta de previsión en las políticas municipales capaces de diversificar nuestro tejido productivo, haciéndolo más rico y menos vulnerable a las crisis sectoriales.

Por su parte, la agricultura, antes con unas claras posibilidades de futuro, ahora languidece por la ineptitud de aquellos quienes nos gobiernan. Un caso especial que, por su importancia en la economía local, debe ser mencionado es el de la floricultura. Para este sector, 2012 también ha dejado una secuela negativa: el aumento del IVA que grava estos productos desde el 8 al 21%, lo que ha supuesto para nuestros productores un fuerte varapalo, compensado afortunadamente de algún modo por el aumento del las exportaciones. Frente a esta medida del Gobierno nacional de Mariano Rajoy, el colega de éste en Cehegín, Soria, no hizo nada por defender al los productores cehegineros. Es más, cuando el Grupo Municipal Socialista presentó una Moción en el Ayuntamiento para solicitar al Gobierno de la Nación el mantenimiento del tipo impositivo en el 8%, Soria ni siquiera quiso debatirla, posponiendo su debate hasta 5 meses después.

2. Impuestos: El año 2012 ha seguido poniendo de manifiesto la voracidad recaudatoria del Ayuntamiento para poder pagar las facturas de los desmanes del Gobierno Local. Los impuestos municipales, especialmente la Contribución, año tras año, sangran los bolsillos de los cehegineros, alcanzando los recibos de este 2012 cuantías desorbitadas.  

Además, 2012, es el año en que el Gobierno Local ha aprobado una subida del recibo del agua en torno al 25%, unos diez euros mensuales para una familia media de cuatro miembros.

Y, todo ello sin olvidar que otros impuestos municipales, durante los años de Soria han aumentado según el siguiente detalle: el “sello” de los coches un 22%; las licencias de obras, el 30%, el impuesto de actividades económicas, el 90%; el precio del vado, casi un 50%.

3. Deuda: Durante 2012, la Deuda Municipal ha alcanzado un nuevo máximo histórico, quedando en torno a los 19 millones de euros (más de 3.000 millones de las antiguas pesetas). Ésta cifra sitúa a Cehegín como el noveno municipio con mayor deuda por habitante de los 45 que componen la Región de Murcia.

Lo peor de esta cifra es que, lógicamente, desde el primer hasta el último euro, se ha de devolver, y no con cargo al bolsillo de aquellos quienes la han generado, sino al bolsillo de todos los cehegineros y cehegineras.

Otro aspecto igualmente lamentable de esta deuda es que, tal cantidad de dinero, no ha sido capaz de transformar la realidad socio-económica de Cehegín. Si todo ese montante se hubiese invertido correctamente, en lugar de malgastarse, el Cehegín de hoy superaría en mucho al que realmente es: Solamente con los 4 millones de euros invertidos en la primera fase del Auditorio y cuyo resultado es un amasijo de hormigón y hierro, los mayores de nuestro municipio podrían contar con una residencia pública donde envejecer dignamente y recibir los cuidados y atenciones que merecen. Solamente con que una pequeña parte de esa deuda se hubiese destinado a impulsar el Polígono Industrial “Agua Salada” para en los años de bonanza haberlo completado de empresas, sin duda el problema del desempleo en Cehegín sería mucho menor. O, solamente con que parte de esa pequeña deuda hubiese servido para financiar proyectos a nuestros jóvenes emprendedores, Cehegín ofrecería futuro a la generación de Cehegineros mejor preparada de su historia.  

Más mentiras que nunca…

Ante todos estos problemas, la solución aportada por el alcalde, José Soria, es la MENTIRA. Soria combate los problemas de siempre con más mentiras que nunca.

Para solucionar el problema del desempleo, Soria ha mentido sobre la instalación de numerosas empresas que finalmente nunca han llegado a instalarse en Cehegín: Argostea, la industria de casas prefabricadas, la empresa generadora de energía mediante biomasa, y un largo etcétera, que han hecho de Cehegín el campeón regional en creación de empleo virtual o figurado.

Sin embargo, la realidad es bien distinta, pues ninguno de estos anuncios de Soria, publicitados hasta la saciedad desde hace años, ha llegado a concretarse. Del primero de aquellos proyectos, Soria recientemente reconocía la “dificultad de que finalmente pueda llevarse a cabo”. Debe ser que, tras ocho años, la mentira ya no tiene más recorrido. Soria actúa así. Cuando se ve atrapado en su propia mentira, contraataca con otra nueva. Desde luego, no es culpable de que inversores privados decidan finalmente no invertir en Cehegín, pero si de crear falsas expectativas ante la desesperanza de la gente. Y, en cualquier caso, lo que también demuestra es su total incapacidad de convencer y crear las condiciones adecuadas para que cualquiera de aquellos empresarios decidiera invertir su dinero en Cehegín.

La mentira, ha sido también la solución que Soria ha dado al aumento de los impuestos municipales, ya que en numerosas ocasiones ha utilizado todo el aparato propagandístico municipal para anunciar supuestas congelaciones de impuestos que los cehegineros saben no se corresponden con la realidad.

Y la mentira es la que practica cada vez que presume del supuesto buen estado de las cuentas públicas municipales, y que todos, empezando por él, sabemos que no es tal. El 2012, trajo consigo nuevos ocultamientos de información que debiera ser pública, como lo son las cuentas presupuestarias. Motivo por el cual, el Grupo Municipal Socialista, ha emprendido un nuevo proceso judicial frente al Ayuntamiento por ocultamiento de información, con la esperanza de que, como ya pasara en 2010, una nueva Sentencia Judicial condene al Gobierno Local a facilitar información a la Oposición, al pueblo de Cehegín. ¿Qué es lo que Soria quiere ocultar?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario